Idioma: EUS | CAST         
Acceso usuarios | Registro de usuarios         
        
  • cab 01
  • cab 02
  • cab 03
  • cab 04
  • cab 05
  • cab 06
  • cab 07
  • cab 08
  • cab 09
  • cab 10

PARROQUIA DE SAN MIGUEL (Berganzo)

La parroquia de San Miguel es una construcción de piedra de toba, roca caliza muy porosa. La proximidad de esta piedra en el camino que sube al "Barranco de San Baules", "El Tobal" de Ocio y la proximidad de Tobera y su valle paralelo al del Inglares, explica el empleo de este material. Su posición es estratégica dominando el río Inglares y en línea recta el castillo de Ocio y ocupa toda una terraza elevada protegida por un muro de piedra de fines del siglo XIX. Se construye en el siglo XVI, aprovechando los restos de la torre que en la Baja Edad Media habían levantado los Sarmiento.


Estos restos son una serie de elementos de carácter civil, que se conservan en la fachada oeste del templo, como son una puerta de arco apuntado, tres ventanales y una saetera. Berganzo fue señorío de los Sarmiento, condes de Salinas por concesión real de 1354 de Pedro I. Los Sarmiento eran una de las familias poderosas castellanas y señores de las villas salineras de Salinillas de Buradón y Salinas de Añana. Dado el elevado valor que tenía la sal controlaban y defendían su comercio por esta ruta del curso medio del Inglares. Para ello erigieron una serie de fortificaciones formado una red defensiva con la torre de Berganzo y los castillos de Ocio, Portilla, Buradón y Toloño. La torre fue erigida bajo el dominio de Pedro Díaz de Berganzo y su hijo Martín Gómez de Berganzo para vigilar las comunicaciones del valle del Inglares. Berganzo en 1520 se convirtió en villa independiente de Peñacerrada y su parroquia estaba dividida en dos naves, con dos pilas bautismales y contribuía como dos iglesias. 

La actual parroquia aprovecha los restos góticos de finales del siglo XIV y principios del XV de dicha parroquia y de la casa fuerte de los Sarmiento. En el tercer cuarto del siglo XVI se prolonga con la construcción de la cabecera gótico-renacentista y dos siglos más tarde se añade la torre-campanario y el pórtico, además de dos dependencias situadas sobre la sacristía y el pórtico para almacenar el grano de la primicia y que actualmente sirven de trastero.
El cuerpo de la torre aparece casi centrado en el muro norte de una parte, y por su empotramiento dentro de este mismo muro, de otra.

Este edificio estuvo clausurado al culto desde 1979 hasta 1983 por el deterioro de sus cubiertas, abriéndose tras la restauración de las mismas y de la fachada de la torre de los Sarmiento. Las últimas obras que se han realizado en el 2011 han consistido en el levantamiento de las tablas de madera del suelo para dejar al descubierto las sepulturas, la restauración de los confesionarios y el pintado de las fachadas interiores, sacristía y del pórtico al que se accede a través de un arco de medio punto.

Consta de una única nave con cabecera poligonal acompañándose en su primer tercio de contrafuertes. El presbiterio está ocupado por un retablo romanista adquirido a la parroquia de Leza en 1798, sustituyendo el nuevo titular, San Miguel, al primitivo San Martín, patrón de la parroquia riojana, relegándose al segundo cuerpo del retablo.


Consta de banco, dos cuerpos y ático, dividido en dos calles y tres entrecalles. En la calle central, de abajo a arriba, el expositor y una talla de San Miguel barrocos, talla romanista de San Martín y el Calvario barroco. Los cuatro evangelistas en el banco. El primer cuerpo con los altorrelieves de "San Martín partiendo la capa" y la "Aparición de Cristo a San Martín", además de las tallas de San Judas Tadeo y San Simón. El segundo cuerpo los relieves marianos de la “Dormición de la Virgen", la "Coronación de la Virgen" y las tallas de San Esteban y San Cristóbal.


Dos retablos neoclásicos ocupan los lados del evangelio y de la epístola. El primero con la Inmaculada Concepción sobre un sagrario romanista. El segundo con el Sagrado Corazón de Jesús apoyado en una mesa de altar neoclásica que ha sido sustituida por una moderna debido los problemas de carcoma.